Quedan pocos días para que el pleno del Tribunal Supremo decida quién pagará a partir de ahora el conocido como impuesto de las hipotecas. El presidente de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, Luis María Díez Picazo, ha convocado para el 5 de noviembre el pleno en el que se decidirá si la banca asumirá el pago del impuesto de actos jurídicos documentados en una hipoteca.
En su sentencia, dictada el pasado 18 de octubre la sección tercera de la sala de lo Contencioso-Administrativo determinó que era la banca, y no sus clientes, quien debía hacerse cargo del pago del gravamen en la firma de una hipoteca, fallo que contradecía uno anterior de febrero de este mismo año, que señalaba a los clientes como responsables de dicha tasa.
Pero, ¿qué pasará a partir de ahora? Los expertos coinciden en que es muy complejo saber qué decisión tomará el pleno. Repasamos las cuatro posibilidades que se pueden dar:

1. El impuesto lo tiene que pagar el cliente: A priori esta parece ser la solución menos probable ya que contradiría la decisión de las tres sentencias del Tribunal supremo dictadas hace poco más de 15 días.

2. Se confirma la sentencia sin retroactividad: Esta opción es una de las preferidas por parte de las entidades financieras ya que no tendría que desembolsar millones de euros en concepto de reclamaciones por hipotecas firmadas desde 1995.

3. Sí hay retroactividad, pero de 4 años: Los clientes que hayan firmado las hipotecas a partir del mes de octubre de 2014 podrá reclamar a hacienda dicho impuesto, y posteriormente las entidades tributarias pedirían ese dinero a las financieras.

4. Retroactividad mayor: Esta alternativa da a los usuarios que hayan realizado la firma de la hipoteca antes de 2014 la posibilidad de reclamar al banco dicho impuesto a través de vía judicial.

Como hemos dicho anteriormente es muy difícil saber cuál será la decisión que tomará el pleno, sin embargo, el catedrático de la Universidad de Barcelona cree que la solución estará entre que el banco pague el impuesto a partir de ahora y que haya retroactividad de 4 años.

Consúltanos